La Ñata

Arranca el camino con una cuenta actual de 179 fotografías, todas ellas capturadas con mi antigua cámara (¡quién sabe por dónde andarás chiquita!). Aunque estoy ansiosa por seguir aumentando la lista, creo que hay dos grupos o series de fotografías por las que vale la pena detenerse, y hacer una mención especial. Además de ser fotografías que he tomado luego de empezar con los cursos, y por lo tanto cuentan con un poco más de técnica, son también dos series que tienen realmente un hilo conductor, una idea, un lugar y una historia que contar.

Así que hoy le dedicaremos unas líneas a la serie de fotos LA ÑATA.

retrato
El Camino de las 10.000 Fotografías (145)

Ñata es una vieja pobladora de una pequeña localidad del sur de Argentina llamada El Hoyo, ubicada al noroeste de la provincia de Chubut.

Llegué a conocerla gracias a mi cuñado Juan Pablo; para él Ñata representa lo que muchos conocemos como “abuela del corazón”. Aunque no hay un lazo sanguíneo, los une ese vínculo tan particular que se da sólo entre abuelos y nietos, sobre todo cuando los nietos ya son mayores. Esa relación que para quienes la miramos de afuera nos enternece y a veces nos saca una sonrisa cuando los vemos discutiendo por algo y nos preguntamos ¿Quién está regañando a quién?

una-vida-de-trabajo-escrita-en-sus-manos
El Camino de las 10.000 Fotografías (147)

Un día me encontré con un concurso de fotografía que pedía una serie de 9 fotografías como requisito para participar por una beca para un curso. Pensando y pensando un tema para realizar la serie Fermín me sugirió hacerla sobre la Ñata. Yo tenía mis dudas al respecto ya que me resulta incómodo fotografiar personas. Las fotografías donde las poses son medidas y calculadas no resultan de mi agrado; en ellas veo como se fuerza una realidad artificiosa y representan lo opuesto a lo que siempre me ha gustado de la fotografía. Por otro lado capturar fotografías espontáneas y reales de personas no es tarea fácil cuando se les planta una cámara en frente y se les pide que luzcan naturales y relajados. Así llegó a mi una nueva frase de otro gran fotógrafo, la cual me ayudó a encarar la serie de fotos:

“Si sabes esperar la gente se olvidará de tu cámara y entonces su alma saldrá a la luz.”

Steve McCurry

balcon
El Camino de las 10.000 Fotografías (141)

Y así lo hice, primero pedí permiso para fotografiar la casa por fuera, la cual a pesar de estar algo maltrecha por el paso del tiempo es una verdadera joya por su estilo clásico recubierto de tejuelas. Luego a sus dos fieles compañeras, su perra y la  “Pinta” de mi cuñado que pasta en el terreno a un lado de la casa. Después la casa por dentro, la cual ofrecía unos interesantes contraluces. Y finalmente, junto a la estufa a leña y mientras compartíamos unos ricos mates empecé a disparar la cámara por aquí y por allá. Al principio se la veía nerviosa, pero entre mate y mate y concentrada en la conversación, pude ver cómo de a poco la cámara quedaba de lado y pude capturar a la Ñata de cualquier otro día.

Contenta con la nueva experiencia me dediqué a la edición de la serie que había conjurado desde su inicio sería en blanco y negro. Seleccioné las 9 fotografías y las envié al concurso un miércoles por la tarde. Esa noche quedamos en cenar con unos amigos. Esa noche mientras no estábamos entraron a casa dos extraños. Además de los bienes materiales, se llevaron un tesoro más importante con ellos; para ellos sin valor, para mi invaluable, la memoria de la cámara dónde estaban todas las fotos que había tomado aquel día en casa de la Ñata.

Por suerte existen personas que por sus gestos se ganan el adjetivo de “copadas”, y aunque no gané el concurso, les escribí a los organizadores y ellos muy diligentemente me reenviaron una copia de las fotos que había suscrito.

Así es que hoy puedo compartirles estas 9 fotografías (para ver la serie completa has click aquí: LA ÑATA).

Las otras fotografías quizás se hayan perdido en su formato digital, pero las imágenes quedarán grabadas en la memoria de aquellos que compartimos aquel día, Juan Pablo,  Ñata y quien les habla…

Un comentario sobre “La Ñata

  1. Pingback: Retratos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s