¡Gracias Papá Noel!

Llegó la medianoche. Un remolino de pezuñas hizo retumbar el techo; de inmediato, un viento polar helado se filtró por la campana de la cocina e inundó el departamento, una nube de luces chisporroteantes se formó junto a un adorno de navidad y de repente, el regalo, se materializó frente a mis ojos. Si bien... Leer más →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑